Sala de prensa

Consejos de lunes a viernes para ser un maestro sano

maestro sano

  • Compartimos los consejos del profesor Gail Kinman, reconocido psicólogo y miembro de la Sociedad Británica de Psicología, que ayudarán a los maestros a prevenir el estrés y les permitirán mantener un estado sano física y mentalmente.

Los maestros tienen uno de los trabajos más pesados y, con frecuencia, poco reconocidos: invierten múltiples horas de su día en velar por el bienestar y aprendizaje de las futuras generaciones. Sin embargo, además de cuidar de los estudiantes, los maestros deben aprender a cuidar de ellos mismos y su bienestar.

 

El profesor Gail Kinman, reconocido psicólogo y miembro de la Sociedad Británica de Psicología compartió con el diario inglés, The Guardian, distintos consejos, para aplicar cada día de la semana, que ayudarán a los maestros a prevenir el estrés y les permitirán mantener un estado sano física y mentalmente.

 

Lunes

No es un gran secreto que el inicio de semana suele ser el día menos atractivo, así que es necesario tomarlo con calma.

1.     Sea positivo. Intente relajarse aunque sea dos minutos antes de que los alumnos lleguen a la escuela. Visualice el resto del día como algo que será positivo, esto le ayudará a mejorar la actitud con la que empieza la semana.

2.     Disfrute el almuerzo. Durante el primer receso, salga del modo auto-piloto de los lunes, y aclare su mente con una pieza de fruta que le guste. Enfóquese en la experiencia de comer, en los sabores, no realice otras actividades ni piense en los pendientes.

3.     Dé un paseo. Después del trabajo o durante el recreo haga una caminata breve. Enfóquese en admirar el entorno, registrar los sonidos que escucha, sentir. No use la caminata para planear o intentar resolver problemas.

 

Martes

El martes es un buen día para prestar atención a aquellas señales que nos alertan sobre un posible caso de estrés.

1.     Identifique sus preocupaciones. Piense cómo va la semana, y encuentre esas situaciones que comienzan a estresarle. Esto le ayudará a identificar los problemas que disparan sus nervios y tomar acciones para remediarlos.

2.     Haga ejercicios simples de relajación. Hacia la mitad del día, tense sus hombros sin hacer esfuerzo y, luego, respire profundo. Sienta cómo el estrés se desvanece.

3.     Perdone. La mayoría de nosotros guardamos muchas emociones negativas que podrían ser liberadas al perdonarnos a nosotros mismos y a los otros.

 

Miércoles

Llegando a la mitad de la semana, es importante asegurarse de sentirse fresco; el sueño es un factor vital para ello.

1.     Evite a los enemigos del sueño. Mantenga un horario regular para dormir, incluya una rutina relajante para la hora de la cama, coma saludable y ejercítese constantemente.

2.     Realice respiraciones. Pruebe tomar tres minutos para respirar profundamente y relajarse durante el recreo. Escoja un lugar cómodo y enfóquese en su respiración. Deje a su mente divagar y, después, poco a poco, regrese a sus actividades.

3.     Imagínese en otro lugar. Escoja su lugar favorito, aquel en el que se siente mejor, e imagínese en él durante 5 minutos. Esto le ayudará a sentirse más fresco al regresar.

 

Jueves

La mejor medicina para un jueves feliz es la risa.

1.     Inicie su día con una sonrisa. La risa tiene grandes beneficios como mejorar la salud cardiovascular.

2.     Desafíe la imagen personal negativa. Trate de reducir las frases con las que se atormenta “y si”, “debería”, “no debería”, así podrá reducir el estrés e incrementar su confianza.

3.     Identifique una actividad de confort. Distraerse de las demandas del trabajo es esencial para la salud y un mejor rendimiento. Piense en aquello que puede hacer después del trabajo para recuperarse.

 

Viernes

Cuando finaliza el viernes es momento de apagar el switch del trabajo; de disfrutar y hacer a un lado los pendientes laborales.

1.     Asegúrese de comer y beber agua regularmente. Esto es especialmente importante en periodos con mucha actividad y estrés.

2.     Descubra sus cualidades positivas. Al hacer a un lado las conductas negativas, puede enfocarse en aquellas cualidades positivas y descubrir nuevas formas de explotarlas mejor.

3.     Haga una lista de actividades para el fin de semana. Realice una lista de actividades que lo relajan y que le gustaría llevar a cabo durante el fin de semana, aquellas que su trabajo le impide hacer de lunes a viernes. Seleccione algunas y hágalas sin sentirse culpable.

 

consejos

 

Publicado el 19 de enero de 2015.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top