Sala de prensa

Cinco ideas para festejar el Día del Niño

Actividades recreativas Día del Niño

  • Escaparse a la naturaleza, consentir su paladar, leer en familia y otras ideas para celebrar a tus niños el próximo 30 de abril.

El Día del Niño se celebra desde hace más de 70 años por recomendación de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Uno de los grandes objetivos es recordar los derechos de la niñez: a la salud, a la educación a jugar, a estar protegidos de la violencia, a ser escuchados, y a no ser discriminados. Y de esa manera, promover su bienestar.

La fecha de celebración es distinta en cada país. En México celebramos a los pequeños el 30 de abril, que ya se acerca. Por eso te recomendamos algunos planes festivos que fueron tomados del libro Inspira a tu niño, Inspira al mundo, del maestro indio Sadhguru.

Pasar un día en la naturaleza. Lleva a tus niños al parque, o de ser posible, al bosque o al campo en las afueras de la ciudad. Siempre hace bien respirar aire fresco y tomar un poco de sol; hacer ejercicio, jugar y descansar de la jungla urbana. Las excursiones al aire libre no sólo pueden ser muy divertidas, sino que además tienen un efecto positivo en la salud.

Comer rico, divertido y saludable. Tómate el tiempo para cocinar con tus niños. Pregúntales qué se les antoja, saquen las recetas de la abuela (o busquen recetas en Internet) y preparen juntos platillos que sean ricos y saludables.

Leer en familia. Sabemos que la lectura tiene múltiples beneficios: fortalece las funciones cognitivas, ataca el estrés, cultiva la memoria y aumenta el vocabulario. Y la experiencia de hacerlo en familia contribuye a fortalecer los lazos. Así que escojan un buen libro, un rincón agradable y compartan el placer de pasar las páginas de una buena historia.

Mover el cuerpo. Ponte la camiseta de su equipo preferido y conviértete en un compañero de juego en el parque o en el jardín de la casa: futbol, basquetbol, atletismo, volleybol… Si quieren probar algo nuevo, exploren el yoga para niños, una disciplina milenaria que ofrece múltiples beneficios físicos y mentales a quien la práctica.

Plantar un árbol. Plantar un árbol y supervisar su crecimiento es una de los cosas más simples y más efectivas que un individuo puede hacer para combatir el cambio climático. Además, preocuparse por otra vida le permite a los niños desarrollar su sensibilidad.

Fuentes: ONU, Isha Blog

Publicado el 28 de abril de 2016.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top