Sala de prensa

Cecilia Fierro: una investigadora al servicio de los maestros

Educación Premio Brock 2016 Cecilia Fierro

  • La académica, autora de SM y ganadora del Premio Internacional Educación Brock 2016, habló de su trayectoria y sus investigaciones sobre convivencia escolar.

Cecilia Fierro se refiere a su método de trabajo como investigación al servicio de la formación docente y la mejora del trabajo en las escuelas. Desde que la autora de Ediciones SM comenzó a interesarse por la vida escolar, en 1985, no ha dejado de producir materiales escritos dirigidos a los maestros de México. Libros que los orientan a la reflexión sobre sus propias prácticas docentes y a la búsqueda de nuevas y mejores respuestas a los problemas que enfrentan, en diálogo con las experiencias de otros profesores.

Por esa trayectoria, la académica de la Universidad Iberoamericana de León y coordinadora de la serie Convivencia Escolar de SomoSMaestr@s se convirtió en la primera mexicana en ser reconocida con el Premio Internacional de Educación Brock. La fundación originaria de Oklahoma le entregará el reconocimiento en una ceremonia que se celebrará en marzo de 2016.

Para Fierro, este galardón no puede desligarse del contexto nacional: “un reconocimiento a la investigación con docentes es un reconocimiento a la importancia del trabajo que los maestros realizan día con día; a la importancia de la educación para construir el cambio que necesita este país. Y llega en un momento en el que México sufre de violencia, de un fuerte linchamiento mediático al trabajo que realizan los docentes y en medio de una crisis muy compleja relacionada con el tema de la reforma y la evaluación docente.”

Cecilia está convencida de que el trabajo de campo en las escuelas no puede sustituirse con ningún libro de teoría. Para la coautora de Ojos que sí ven. Casos para reflexionar sobre la convivencia en la escuela (Ediciones SM), los académicos “necesitamos encontrar caminos más cortos y sencillos para estar en las escuelas, identificar las necesidades de los maestros y formular nuestros temas de investigación en función de las necesidades prioritarias del quehacer educativo en las escuelas”.

La estudiosa comenta que el área de investigación en la Ibero León ha llevado a su cuerpo académico a plantear problemas de la práctica —como generar preguntas de investigación, elaborar desarrollos teóricos pertinentes, diseñar dispositivos de formación y trabajo en las escuelas— para poder elaborar nuevas ideas y volver a formular nuevas preguntas.

Ha seleccionado los temas que ha investigado principalmente en función de la observación de lo que sucede en los salones de clases: urbanos y rurales, de escuelas públicas y privadas, así como de lo que los docentes y directivos escolares plantean en espacios de formación o foros de discusión, como necesidades o problemas no atendidos. Desde hace tres décadas, ha centrado su atención en las prácticas docentes, la innovación educativa, la gestión ética de la escuela, los valores y la convivencia escolar.

Este último sigue siendo un asunto crucial en la educación, asegura la profesora: “de los climas de convivencia depende la posibilidad de aprender ciencias y también de aprender qué significa democracia o inclusión. Es importante porque es en las aulas donde se generan los intercambios fundamentales que darán lugar, o no, a la oportunidad de aprender contenidos curriculares, a la vez que formas de relacionarse con otros”.

Las escuelas que hacen la diferencia, de acuerdo con Fierro, son aquellas cuyos maestros asisten, planean, evalúan, involucran a papás y mamás y tienen un trabajo colegiado efectivo. “La convivencia está asociada a la manera de vivir la vida escolar y tiene muchas consecuencias tanto en el desempeño académico como en los aprendizajes para la vida”, explica la investigadora. 

Publicado el 20 de octubre de 2015.

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top