Sala de prensa

Cómo funciona la prelectura (y otras técnicas para ayudarte a ser mejor lector)

Te recomendamos un conjunto de pasos que te serán de utilidad para aprovechar al máximo el tiempo dedicado a los libros.

En una entrada reciente de este blog hablábamos de la importancia de crear espacios adecuados para la lectura. Una vez que esa necesidad está resuelta y que podemos destinar un tiempo específico para estar solos con nuestro libro, es recomendable seguir una serie de pasos que nos ayudarán a sacar más provecho de la información que tenemos en las manos.

El primero de estos pasos se conoce como prelectura, y como su nombre lo indica, se lleva a cabo antes de comenzar el proceso formal. “La prelectura es la preparación que un lector lleva a cabo antes de empezar a leer un texto detalladamente”, define el Centro Virtual Cervantes.

Un artículo de la BBC Mundo explica en qué consiste esta y otras técnicas que te ayudarán a ser mejor lector. Aquí te contamos las más importantes.

Conocer al autor. No tienes que leer una biografía entera sobre la persona que escribió tu libro, pero sí es recomendable tener una noción de quién es, a qué se dedica, cuáles son sus ideas, y qué es lo que nos quiere exponer con su obra.

Escanear el texto. Así como un escáner repasa un texto de arriba a abajo, te aconsejamos visualizar cómo está compuesto tu libro: si está dividido en capítulos, cuántos y cuáles son, si tiene imágenes o no. "Hay que echar un vistazo al índice para saber cuándo llegaremos a una parte que nos interesa", dice a la BBC Felipe Bernal Montes, profesor de Lectura Ágil.

Lectura rápida. Otro consejo es echar un vistazo veloz para tener una idea más clara de qué se trata el libro y la forma en la que está escrito. Esto se puede lograr al leer las primeras oraciones de cada párrafo.

Fijar el objetivo. El elemento restante de la prelectura es tener claro el propósito: ¿para qué leemos? Puede ser para entretenernos, para estudiar o para buscar alguna información específica. Lograrás más rápido tus metas si las tienes claras.

Una vez hecha la prelectura y la lectura, hay otras cosas que puedes hacer para reforzar lo aprendido. Según los especialistas consultados por BBC, no hay una técnica específica para valorar la comprensión del libro. Sin embargo, existen algunas recomendaciones.

La más frecuente es escribir un texto, ya sea en papel o en algún blog en internet, sobre lo aprendido. “El hecho de pensar esquemáticamente o crear un mapa mental siempre ayuda a tener más clara las cosas y a memorizar", aconseja Bernal Montes. Según el profesor, "lo importante de una buena memoria no es memorizar mejor, sino guardarlo con un orden, con una forma, para poder recuperarlo más adelante".

Tags: 
portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top