Sala de prensa

7 consejos para los programas de tutoría

programas-de-tutoria

  • La Escuela de Graduados en Educación de Harvard realizó una serie de encuestas, a más de 200 colegios y universidades en Estados Unidos, sobre la efectividad o inefectividad de la tutoría. De este ejercicio se obtuvo una serie de mejoras posibles.

En cualquier etapa del desarrollo personal o profesional, contar con la tutoría de un maestro puede hacer una diferencia profunda. La huella que deja un mentor de calidad, puede incluso aumentar la autoestima del estudiante, ampliar su red de contactos profesionales y llegar a influir en la selección de una carrera. Además, según un artículo publicado por la Escuela de Graduados en Educación de Harvard, en la educación media y superior la tutoría es parte fundamental en el éxito y la asimilación de un miembro al cuerpo docente de una escuela.

 

La Escuela de Graduados en Educación de Harvard realizó una serie de encuestas, a más de 200 colegios y universidades en Estados Unidos, sobre la efectividad o inefectividad de la tutoría al interior y exterior de las aulas, así como para medir la adecuación del apoyo en las escuelas. De las entrevistas se obtuvo una serie de mejoras posibles para los actuales programas de tutoría, entre las que destacan:

 

1.     Promover los beneficios mutuos para el estudiante y mentor: los estudiantes aprenden y disfrutan de sentirse parte de sus centros escolares. Los mentores, por su parte, a través de estas relaciones sienten un mayor propósito, incluso recuperan la vitalidad.

2.     Las tutorías deben tomar en cuenta las necesidades del estudiante, así que las instituciones no deben establecer un único tipo de tutoría. Por el contrario, deben proveer la existencia de múltiples caminos y formas de tutorías para los estudiantes.

3.     La transparencia y sensibilidad son importantes. Por ello, la escuela debe aportar al tutor guías sobre la responsabilidad social que ambos, tutores y estudiantes, deberán cumplir.

4.     Para grupos minoritarios o vulnerables, encontrar un tutor con un historial similar puede ayudar a tener éxito, aunque en ocasiones es difícil.

5.     Apoyar la creación de una red de tutorías que integre docentes de distintos áreas y disciplinas.

6.     Si es posible, se debe dar incentivos y reconocimiento a los maestros que participan en los programas de tutoría.

7.     Se debe evaluar la calidad de las tutorías. Tanto el tutor como el estudiante deben ser parte del proceso de evaluación.

 

Publicado el 12 de enero de 2015.

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top