Sala de prensa

Las prácticas de clase desde el punto de vista de maestros y estudiantes 

practicas de clase

  • Los resultados de PISA muestran que los estudiantes se benefician cuando los maestros llevan al aula una rango amplio de prácticas de enseñanza.

Este artículo fue escrito originalmente por Pablo Fraser y Noémie Le Donné, ambos analistas en la Dirección para la Educación y las Habilidades de la OCDE. Se publicó el 18 de septiembre de 2017 en el blog educativo de la organización.

"¿Qué pasó en la escuela hoy?" Es una pregunta que muchos padres de todo el mundo le hacen a sus hijos cuando llegan a casa. Muchos padres también asisten a las reuniones de la escuela con el fin de entender cómo el aprendizaje de su hijo se está desarrollando. Hablan con los niños y con los maestros porque saben que son la mejor (y muchas veces la única) fuente de información sobre lo que está sucediendo en el aula.

Al mismo tiempo, a muchos maestros les gustaría saber cómo enseñan otros maestros, tanto en su propio país como en el extranjero.

Lo que sucede en un aula suele mantenerse como una interrogación para los externos, a pesar de que las investigaciones han demostrado que las prácticas que se usan en el salón de clase son el factor más importante en los resultados de los estudiantes. En otras palabras, es la interacción entre maestros y alumnos lo que al final moldea el ambiente de aprendizaje.

Por eso es crucial saber cuáles son las estrategias docentes que ayudan a crear prácticas de enseñanza de calidad.

Es común que las aulas sean descritas como “cajas negras”: sabemos que ciertas cosas están dentro de la caja (por ejemplo, materiales de aprendizaje, recursos humanos, tiempo, pruebas escolares) y esperamos que salgan ciertas cosas (el desarrollo de las habilidades de los estudiantes, el refuerzo de su bienestar y la satisfacción del maestro).

¿Pero qué podemos decir de las interacciones complejas que suceden dentro de esta caja negra y que son responsables de la alquimia que transforma los insumos en resultados? ¿Y quién mejor que los maestros y los estudiantes para contarnos sobre estas interacciones?

Los maestros son expertos en varios enfoques de enseñanza, métodos y pedagogías. Y los estudiantes, al tener distintos maestros para distintas materias, también pueden ser considerados expertos en las formas de enseñar. Ambas opiniones nos ofrecen un panorama rico y completo de lo que sucede en un salón de clases, y pueden ser vistas como dos caras de la misma moneda.

El informe TALIS-PISA presenta una oportunidad única para entrar en esa caja negra y escuchar las voces de profesores y maestros. También el último número de Teaching in Focus revela algunos descubrimientos iluminadores.

Casi todos los maestros de matemáticas llevan a cabo prácticas de enseñanza bien estructuradas, de acuerdo a los propios maestros y los estudiantes. Al menos 97% de estos profesores de todo el mundo que han narrado sus experiencias reportan establecer metas de aprendizaje, dejar a los estudiantes practicar hasta que entienden el sujeto de estudio o presentar un resumen de los contenidos aprendidos en el último periodo.

Estas prácticas que buscan desarrollar una lección clara y ordenada pueden verse como el punto de partida para el desarrollo de otras prácticas más innovadoras. Por ejemplo, las prácticas orientadas hacia los estudiantes. Entre ellas dar trabajo diferente a los estudiantes de acuerdo a su nivel de entendimiento, o fomentar el trabajo en pequeños grupos.

Un 90% de los maestros asegura implementar este tipo de prácticas, mientras un 60% de los estudiantes asegura recibir este tipo de lecciones. Sin embargo, las proporciones cambian de acuerdo a los países de la OCDE y a los tipos de práctica pedagógica.

La diferencia entre lo que dicen los profesores y los alumnos puede deberse a que los maestros encuentran estas prácticas particularmente eficientes y tienen una tendencia a exagerar cuando reportan su uso. Otra opción es que, al ser prácticas menos convencionales y más innovadoras, los estudiantes no las reconocen.

De cualquier forma, el apoyo a este tipo de prácticas centradas en el estudiante es necesario para asegurar que hay una variedad de actividades en el aula. Los resultados de PISA muestran que los estudiantes se benefician cuando los maestros llevan al aula una rango amplio de prácticas, por lo que es crucial ayudar a los maestros a adquirirlas.

Fuente: OCDE

Publicado el 16 de octubre de 2017 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top