Sala de prensa

Filosofía para niños: cómo enseñar el sentido crítico

lfilosofia sm

  • Los niños son curiosos por naturaleza, así que no será complicado atraer su atención con preguntas sobre todo tipo de temas que contribuirán a desarrollar en ellos otras habilidades.

Cuando decimos Filosofía, muchas veces nos imaginamos una materia muy teórica que se basa en las ideas de los grandes pensadores, por ejemplo, Aristóteles, Sócrates, Kant o Nietzsche. Sin embargo, la filosofía es algo mucho más básico y se puede enseñar desde edades muy tempranas.

“Consiste en dar respuesta a aquellas dudas más existenciales, en averiguar aquello que nos interesa”, explica un artículo del blog Tiching. “Como por ejemplo: ¿qué es el amor?¿qué son los sueños?… y otras infinitas preguntas que plantean las cuestiones más sencillas, y a la vez más complejas, de nuestra realidad”.

Los niños son curiosos por naturaleza, así que no será complicado atraer su atención con muchas preguntas sobre todo tipo de temas. Con esta visión de la filosofía, se pueden desarrollar importantes capacidades en los más chicos, argumenta Tiching, y nos comparte algunas de ellas.

- Habilidades sociales. La escucha activa, el respeto hacia los compañeros y la tolerancia hacia otras opiniones son algunas de las habilidades que se pueden aprender con la filosofía.
- El pensamiento crítico. Es importante que desde pequeños empiecen a tener criterio, desarrollando la inquietud por contrastar la información y elaborar su propia opinión sobre los diferentes temas.

- La creatividad. Los niños tienen una capacidad innata de imaginar y gracias a esta habilidad se pueden derivar otras, como la capacidad de resolver problemas.
- La comunicación. La filosofía se basa en un diálogo continuo, ya sea interior o compartido con el resto de los compañeros. El hacer y responder preguntas les permitirá a los chicos tener un mejor nivel de expresión oral.

El blog Tiching también nos da algunas ideas para generar estas actividades que giran en torno a las preguntas. Entre ellas, no dar respuestas, no influir en los alumnos, provocarles curiosidad, ser imparcial, no juzgar, no tener temas tabúes y dar importancia a todas las opiniones de los niños.  

Si te interesa profundizar en estos consejos, te invitamos a leer el artículo de Tiching. Ahí también encontrarás algunas sugerencias de blogs que te pueden ser muy útiles para tus clases de filosofía para niños.

Fuente: Tiching

Publicado el 13 de noviembre de 2017

 

portada_blog: 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top